Historia de Francia



Historia de Francia menu



Inicio




Historia de Francia del siglo XX

• Primera Guerra Mundial

El siglo XX comenzó con la Primera Guerra Mundial (1914 y 1918), conflicto que tuvo una incidencia crucial en la historia francesa. Fue una guerra entre los países imperialistas, que se disputaban el poderío del mundo. Por una parte, Francia y Gran Bretaña, las dos grandes potencias europeas de entonces, deseaban mantener su hegemonía ante el rápido crecimiento económico y militar del Imperio Alemán desde 1871, cuyo aliado incondicional era el Imperio Austro-Húngaro. Ya a fines del siglo XIX Francia y Gran Bretaña habían firmado el tratado Entente Cordiale de no agresión y regulación colonial. Por otra parte, una vez que los países de los Balcanes se liberaron del Imperio Otomano, el Imperio Austro-Húngaro y el Imperio Ruso comenzaron a disputárselos.

El detonante fue el crimen del heredero del trono austro-húngaro, el archiduque Francisco Fernando y su esposa, en Sarajevo, el 28 de junio de 1914. El Imperio Austro-Húngaro declaró la guerra a Rusia, protectora de los países eslavos, el 1 de agosto de 1914. Alemania dio su apoyo a los austrohúngaros, mientras que Francia y Gran Bretaña se unieron a Rusia. Los dos bloques enfrentados fueron: por un lado, los “Aliados”, es decir, el Imperio Ruso, Francia y el Imperio Británico, a quienes se sumaron luego Canadá, Portugal, Japón, Italia y Estados Unidos; por otro, las “Potencias Centrales”, esto es, el Imperio Austro-Húngaro, Alemán y Turco, junto a Bulgaria. En abril de 1917 Estados Unidos entró en la contienda dentro del bloque aliado, dada la amenaza que representaba Alemania para los intereses norteamericanos. En octubre de 1918 y ante las fuerzas estadounidenses, francesas y británicas, el gobierno alemán comenzó las negociaciones de paz, declarándose el armisticio el 11 de noviembre.

En el Tratado de Versalles, tratado de paz firmado el 28 de junio de 1919, los Aliados castigaron severamente al Imperio Alemán: fue desmilitarizado, se repartieron sus colonias, se quitaron tierras del este y el oeste alemán, se limitó su industria y se lo obligó a pagar grandes sumas como responsable de la guerra. Además, se fundó la Liga de las Naciones para la solución de conflictos mundiales. Francia sufrió los destrozos de la guerra como nunca en la historia francesa. Recuperó las tierras de Alsacia y Lorena, recibió algunas reparaciones alemanas por la guerra y ocupó el Sarre, estado alemán, hasta 1935. Durante el período de entreguerras la historia de Francia tuvo diversos gobiernos progresistas que intentaron mejorar el desarrollo industrial así como también impulsar mejoras para los trabajadores.

• Segunda Guerra Mundial

La Segunda Guerra, producida entre 1939 y 1945 fue el enfrentamiento bélico más importante hasta la actualidad. Los detonantes de esta guerra, en parte continuación de la anterior, fueron dos: por un lado, la invasión alemana a Polonia y, por otro, los ataques de Japón a China, Estados Unidos y las colonias asiáticas de Gran Bretaña y Holanda. Para comprender el significado de este enfrentamiento en la historia de Francia es preciso considerar la situación previa de Alemania y Japón. Mientras finalizaba la Primera Guerra se produjo en 1918 la Revolución de Noviembre en Berlín, de carácter socialista, que condujo al armisticio de las fuerzas alemanas y llevó durante el período de entreguerras a la creación de la primera república alemana, la República de Weimar, a cargo de la socialdemocracia.

Sin embargo, la crisis económica asolaba a Alemania, como consecuencia de la Primera Guerra y de la Gran Depresión. Esta situación dio lugar al triunfo del Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores (Nazi) en las elecciones de 1933, llevando a Adolfo Hitler, su jefe, al poder. Con Hitler se impuso un gobierno totalitario. Subió con la promesa de hacer de Alemania nuevamente un centro de poder económico, militar y colonial como antes. Rechazó el Tratado de Versalles y persiguió atrozmente a judíos y comunistas, culpándolos de los males nacionales. El 1 de septiembre de 1939 Alemania invadió Polonia, dando inicio a la Segunda Guerra Mundial. Inmediatamente Francia, Gran Bretaña, Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Sudáfrica declararon la guerra a Alemania. Durante esos años las fuerzas alemanas invadieron además Rusia, Francia, Holanda, Hungría y los Balcanes. Francia y su historia no olvidarán nunca las humillaciones del nazismo.

El Imperio de Japón, por su parte, deseaba desarrollarse como potencia y por ello invadió Manchuria en 1931 y China en 1937. El sorpresivo ataque japonés a la base naval norteamericana Pearl Harbor, en Hawai, el 7 de diciembre de 1941, provocó el ingreso de Estados Unidos a la guerra. Los dos grandes bloques contendientes fueron: por una parte, los “Aliados”, principalmente Francia, Gran Bretaña, URSS, Estados Unidos y China; por otra, las “Potencias del Eje”, Alemania, Japón e Italia.

El ejército francés fue derrotado por el Wehrmacht, ejército alemán, en junio de 1940, lo que produjo la ocupación nazi de gran parte del país. A la vez, en julio Alemania estableció un gobierno totalitario y colaboracionista en territorio francés, con el mariscal Philippe Pétain como tutor. Fue la llamada Francia de Vichy, trágica en la historia francesa. El general francés Charles de Gaulle, héroe de la historia de Francia, se exilió en Londres y desde allí organizó el movimiento Francia Libre contra la ocupación, fomentando la resistencia interior y apoyándose en las colonias. Los Aliados avanzaron sobre Francia y el 6 de junio de 1944, el Día D, comenzó el desembarco de Normandía. El 24 de agosto los Aliados lograron liberar a París de la ocupación nazi. El 5 de mayo de 1945, luego del suicidio de Hitler, Alemania se rindió.

El 15 de agosto de 1945, luego de los bombardeos atómicos estadounidenses en Hiroshima y Nagasaki, los japoneses se rindieron, dando fin a la guerra. Como consecuencia de esta guerra clave en la historia francesa, Francia obtuvo nuevamente el Sarre, integró la Organización de las Naciones Unidas y participó de la ocupación de Alemania. Se formó un gobierno provisional hasta 1946, presidido por el general de Gaulle. Entre 1946 y 1958 tuvo lugar la Cuarta República, cuyos gobiernos hubieron de enfrentarse, aunque sin éxito, con las luchas de independencias de las colonias francesas: Argelia e Indochina. Desde 1958 hasta la actualidad se desarrolla la Quinta República, presidida hasta 1969 por de Gaulle. Este promovió la unión del mercado europeo, concedió la independencia a las colonias y tuvo que enfrentarse al movimiento estudiantil de 1969, el Mayo Francés, episodio único en la historia de Francia.




Guardar en del.icio.us

Agregar a Technorati

Diseño Web por Log Technology

El contenido de este sitio web está registrado.